Cuba entra en la fase de transmisión autóctona “limitada”, según la dictadura, del coronavirus